Tratamiento de células madre

Las células madre han sido encontradas en la sangre del cordón umbilical y son utilizadas para tratar enfermos con cáncer. Durante la quimioterapia, la gran mayoría de las células en crecimiento mueren por los efectos causados por este tratamiento. Un efecto secundario de la quimioterapia es la sustancia que se encuentra sana dentro del hueso del paciente, el tuétano, es sustituida por aquellas que se perdieron durante el tratamiento. En prácticamente todos los actuales tratamientos de células madre, es preferible obtener células madre procedentes de un donante con la misma sangre, que del propio paciente. Sólo si (como último recurso y si no se encontró un donante con la misma sangre) es necesario para el paciente usar su mismas células madre y si el paciente no tiene guardada sus propias células madre (por ejemplo su sangre del cordón umbilical), es así como la sustancia contenedora en los huesos será removida antes de la quimioterapia, y le será aplicada después.

Otro tipo de tratamiento que pueden ser utilizadas las células madre es en la enfermedad de la osteonecrosis (fracturas articulares que no pegan o lesiones del cartílago articular), éstas se pueden curar en tres meses, gracias al tratamiento con células madre en fisuras que no excedan los tres centímetros.

Ripoll, en su trabajo sobre la utilización de células madre adultas en articulaciones junto a los doctores Mariano de Prado y Javier Vaquero, comentó que la influencia sobre la aplicación de estas células en la necrosis de la cabeza del fémur, entre otros, fue lo que más utilidad les dio para investigar en otras aplicaciones de esta nueva técnica que tanta repercusión tendría a la larga, y una de las técnicas más esperadas en estos tiempos. Es por eso por lo que hoy en día las células madre a nivel de investigación, avanza día a día a pasos agigantados.

Además, Ripoll explicó que esta técnica era "limpia, rápida y efectiva", ya que se trataba de obtener o extraer estas células madre, centrifugarlas y aplicarlas en estadíos tempranos de fisura o rotura mediante un catéter muy fino en la zona afectada "es lo que hace que el tiempo de recuperación sea mucho mas corto al utilizarse técnicas muy poco invasivas".

El trabajo que se lleva a cabo por los especialistas de la Fundación AMICAL (lo llevan practicando aproximadamente unos dos años), está compuesto por dos partes, una de ellas es la experimentación con animales (donde utilizaban técnica bastante duras para comprobar a lo que podía llegar a aguantar un ser vivo), donde unas de estas técnica fracasaron y otras salieron adelante; y otra clínica, donde fueron tratados aproximadamente unos 100 casos que abarcan las articulaciones de cadera, rodilla y hombro, así como defectos del cartílago y pseudoartrosis, y que mostraron "resultados muy beneficiosos en prácticamente todos los casos, como siempre hay que tener en cuenta las características físicas de cada persona porque no todos toleran igual al tratamiento", afirmó Ripoll.

Ripoll recalcó en este sentido que "es fundamental no sacar a la luz falsas expectativas en el posible paciente. Las células madre no es algo milagroso que puede llegar a curar todo. Hay que trabajar con audacia, entusiasmo y prudencia, pero teniendo siempre en cuenta que este tratamiento funciona especialmente en situaciones de necrosis de cadera, hombro o rodilla, todavía no se ha investigado en más aplicaciones". Es por eso por lo que las técnicas e investigaciones trabajan lo más deprisa posible para poco a poco ir avanzando en este campo.

APLICACIONES DE ESTE TRATAMIENTO.

En este mismo sentido podemos destacar la importancia de considerar este tratamiento como muy efectivo para lesiones pequeñas de cartílago, articulaciones o pseudoartrosis, no para lesiones generalizadas (que parecen estar muy relacionadas, pero la verdad es que no tienen nada que ver la una con la otra). Un ejemplo es en rodillas, donde puede haber multitud de lesiones focalizadas. Con esta técnica se pueden curar en unos tres meses dependiendo de cada persona (ya q no todas las personas tienen la misma tolerancia y no reaccionan de la misma manera), pero no está indicado para lesiones más grandes.

Por otra parte se puede destacar el buen uso que esta técnica puede tener en ámbitos como el deportivo. Este tratamiento ha sido presentado en 10 congresos médicos; algunos lo apoyan, otros lo intentan modificar, pero ha superado todos los filtros, demostrando que es beneficioso.


En cuanto a su utilización actual en el ámbito sanitario, podemos comentar que esta técnica está presente, de diversas formas, en hospitales de Bilbao, Barcelona o Madrid, desde agosto de 2006, con actitud generalizada para curar este tipo de lesiones. Otra de las cosas que podemos resaltar es la intención de todos los países desarrollados a poco a poco ir ampliando los hospitales o lugares donde se pueden encontrar la realización de este tipo de técnicas.

Además, se puede resalta que con este tratamiento esta previsto en la Seguridad Social, que tiene un coste "infinitamente inferior" a la implantación de prótesis en los afectados y, socialmente es "más beneficioso” ya que el tiempo de recuperación "es menor" y la curación "es mayor", por lo que las secuelas son casi inapreciables (como siempre resaltamos, no en todos los casos) en este tipo de intervenciones.

El premio obtenido por los médicos Ripoll, De Prado y Vaquero, el premio "Desarrollo de la Traumatología Aplicada" de la Fundación Mapfre, se concede al mejor trabajo sobre el uso de una nueva técnica, quirúrgica o clínica, en la especialidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica. En este caso, se eligió de entre un importante número de trabajos, uno cuyo objetivo es promover el desarrollo de técnicas mínimamente invasivas en la cirugía del aparato locomotor.

Como conclusión final podíamos resaltar la impaciencia que tenemos a nivel mundial y la exigencia de los gobiernos de prácticamente todos los países a ir investigando y descubriendo nuevas técnicas que podrían servir de gran ayuda para la curación de muchas enfermedades, como por ejemplo el cáncer.

Referencias: futurehealth.es

enigmasfuturo.blogspot.com

abciencia.com.ar