Se ha dado un importante paso hacia el uso práctico de células reprogramadas en la medicina, tal vez eliminando la necesidad de utilizar embriones hum

A lo largo de estos últimos años el campo de investigación ha avanzado mucho.

La fuente de obtención de células madre ha variado debido principalmente a la polémica generada por la hasta ahora más conocida y recurrida manera de obtención de las mismas. Desde el momento de su descubrimiento las células madre del cordón umbilical así como las células madre embrionarias han sido las más recurrentes a lo largo de su corta historia.

Debido a los avances científicos, la mejora en las técnicas de manipulación genética y el hecho de encontrarnos en un mundo intercomunicado y avanzado tecnológicamente han hecho posbles descubrimientos tan recientes como los que se expondrán a continuación.

Se ha dado un importante paso hacia el uso práctico de células reprogramadas en la medicina, tal vez eliminando la necesidad de utilizar embriones humanos para obtener células troncales
Un estudio realizado recientemente por científicos canadienses e ingleses ha sacado a la luz la posibilidad de generación de células madre a partir de células epiteliales humanas. El experimento ha sido llevado a cabo en células de rata y células humanas y ha resultado todo un éxito.
Esto implica la posible respuesta a la generación de las células madre destinadas a tratamiento de enfermedades devastadoras como son por ejemplo degradaciones en la medula espinal, en el tejido muscular, etc.…

El nuevo hallazgo que implicara toda una novedad en las predicciones de los científicos se basa en la posibilidad de crear células madre a partir de tejido epitelial sin necesidad de recurrir al tantas veces polémico uso de las células embrionarias. Concretamente, se ha demostrado que es posible la obtención de iPS (células madre potenciales) sin la necesidad de utilización de virus como agente esencial

En este proyecto se describe como pueden ser utilizadas células epiteliales, las cuales son de muy fácil obtención, y manipularlas para conseguir atribuirles las características esenciales de células madre. Como hemos mencionado se evita el uso de virus, lo que confiere un beneficio a la investigación ya que el uso de virus lleva consigo una serie de factores colaterales muy negativos.

Para que la generación de estas células sea posible se han utilizado cuatro genes necesarios para crear las células iPS: se llaman c-Myc, Klf4, Oct4 yXox.

Consecuentemente no es necesario el uso de células madre procedentes de embriones y por lo tanto, al ser células procedentes del tejido epitelial del propio paciente no se producirá rechazo, lo que significa un punto a favor ya que se elimina el factor de riesgo vírico así como de rechazo por el paciente y la consecuente generación de efectos adversos al tratamiento.

Este proyecto ha sido llevado a cabo en células de rata y células humanas con éxito, además de esto, otro de los puntos que otorga confianza y espranza al proyecto, además de fiabilidad es que ha sido desarrollado por dos grupos de científicos simultáneamente en Edimburgo y Toronto, ambos dirigidos por Keisuke Kaji (Edimburgo) y Andras Nagy (Toronto). "El nuevo método hará progresar el campo de la medicina regenerativa. Nos ayudará a entender muchas enfermedades y a probar nuevos fármacos", dijo el doctor Kaji. "Se ha dado un importante paso hacia el uso práctico de células reprogramadas en la medicina, tal vez eliminando la necesidad de utilizar embriones humanos para obtener células troncales", agregó.

Debido a nuestra nacionalidad nos centraremos principalmente en nuestro país de origen, España, y sus avances en este campo:

España ha tomado una posición líder en el campo de investigación de las células madre. Este país es uno de los líderes en el campo de investigación de las células madre debido a cambios en la legislación y a un avance que permite la investigación con cualquier tipo de células madre y la reprogramación celular a programas de investigación y aplicaciones clínicas en este campo.

Tras nuestra anterior publicación en la que hablábamos de mas avances en este campo, en esta ocasión hablaremos de nuevos avances en el campo de las células madre realizados por investigadores españoles en las diferentes universidades del país así como en los diferentes centros de investigación.

En primer lugar encontramos a la universidad de Santiago de Compostela, la que recientemente ha descubierto la presencia de células madre en la glándula hipófisis.
Esta glándula se encuentra en el interior del hueso esfenoides, en una estructura conocida como la silla turca, en la base de cerebro. Esta glándula es la responsable de numerosos procedimientos y regulaciones hormonales que controlan todo el organismo. Recientemente se ha descubierto que esta glándula solo aparece en los animales vertebrados
por lo que se trata de una glándula sumamente importante y demuestra que controlando esta glándula se puede controlar el cuerpo.

En la universidad de Santiago de Compostela en España se ha conseguido aislar y purificar en el laboratorio células madre provenientes de la hipófisis. Estas células madre son del mismo tipo que las que se encuentran en determinadas partes del cuerpo en forma de nichos, las cuales prevalecen desde la etapa embrionaria en la que encontramos células madre en el 4 o 5 día. Este tipo de células madre se dividen de manera simétrica dando lugar a una célula diferenciada y otra célula madre de idénticas características de manera que se conserva la población. Una vez conseguidas en el laboratorio puede conseguirse que crezcan y desarrollar estructuras nuevas. De entre estas, por las que se despierta mayor predisposición son las células de tejido muscular o del neuronal. De esta manera podría tratarse de una eficiente posible solución al problema del alzhéimer. Por otro lado debemos destacar que las células madre no son una solución a problemas médicos simplemente una posible paliativa a la degeneración que suponen determinados tipo de enfermedades. Ahora el gran propósito para la comunidad científica es el poder manejar y controlar las células madre para la generación del tipo de tejido o estructura deseada, no la meramente predispuesta por la determinada célula madre en cuestión.
Es en la universidad de Santiago de Compostela donde ya se han realizado numerosos estudios con la glándula hipófisis y su único de células madre, en este caso se han probado ya en ratas y ratones de laboratorio y en contadas ocasiones se han estudiado también las células humanas provenientes de un banco de células hipofisarias humanas. Estos estudios han determinado que la mencionada
glándula crece cuando más en la etapa infantil en la cual se necesita más de su aportación para el crecimiento del individuo en cuestión y que esta glándula sigue creciendo y desarrollándose así como continua su división a lo largo del período adulto pero es en este periodo cuando lo hace de manera más sosegada y limitándolo solo a cuando es estrictamente necesario.

Una parte a destacar es, como decíamos con anterioridad la parte de la investigación referente al Alzheimer, como mencionábamos anteriormente las células halladas de la glándula hipófisis nos revelan la aparición de celas madre en el cerebro, conjunto a este descubrimiento, se detectaron células madre en la parte correspondiente a la memoria, en el cerebro. Lo que puede conducirnos a nuevos hallazgos para abordar el tema del Alzheimer, la depresión o el Parkinson. Gracias a un equipo de investigadores de la universidad de new york ha sido posible el seguimiento de las células madre presentes en un organismo adulto, las cuales prácticamente desaparecen o se pierden de vista pasada la etapa embrionaria,. Este hallazgo nos revela una posible vía de desarrollo o investigación para el tratamiento de las enfermedades neuronales. Esta investigación radica en el desarrollo de un tipo de resonancia magnética que permite vislumbrar células madre en el campo del hipotálamo, en el cual se encuentra la parte del cerebro correspondiente a los procesos neuronales de la memoria, etc...

Gracias al estudio de estas resonancias se podrían hacer detecciones de posibles comienzos de este tipo de enfermedades a etapas tempranas lo que nos serviría para un más amplio diagnostico y mejor tratamiento de las mismas. Estas células determinan posibles afecciones en este campo, tanto del alzhéimer como de cualquier tipo de patología relacionada con esta parte cerebral, de manera que podríamos estar hablando de la posible relación de patologías como la depresión o cualquier tipo de trastornos relacionados con las diferentes formas en las que se encuentren las células madre vislumbradas gracias a este tipo de resonancia.

Además también se investiga con células madre del sistema nervioso.
Este hallazgo corresponde al estudio de la región carotidea del cuello en la que se han encontrado recientemente la presencia de células madre, las cuales al encontrarse en esta región, corresponden a una fuente de fácil acceso para la obtención de células madre con fines terapéuticos.

Por otro lado encontramos la utilización e investigación en el campo de las células madre correspondientes a la diabetes, en este apartado encontramos un nuevo tratamiento, el cual ha sido probado en enfermos con resultados sorprendentes.
Este tratamiento consiste en la extracción del propio enfermo de células madre hematopoyéticas sanguíneas y células de su propia medula ósea, estos tipos de células son las encargadas de crear sangre y del propio sistema inmunitario del paciente. Una vez extraídas estas células, los diabéticos tipo 1 fueron sometidos a fuertes tratamientos de quimioterapia para así desactivar su sistema inmunitario. Posteriormente se le inyectaron de nuevo las ya mencionadas células extraídas y se volvió a la activación del sistema inmunitario del paciente. Este tratamiento es similar, o nos puede recordar a los utilizados con los enfermos de leucemia.

La idea de parar, por así decirlo, su sistema inmune es debida a que en la diabetes tipo 1 el sistema inmunitario del enfermo ataca y destruye las células beta que son las responsables de la creación y generación de insulina la cual ayuda a degradar la glucosa en el organismo. Una vez desactivado y reactivado el sistema inmune del enfermo parece haber funcionado ya que a 20 de los 23 pacientes así tratados fueron exentos del uso de la insulina durante 31 días. Por otro lado 13 siguen sin necesitarla y solo 8 siguen con ella pero mantenida en dosis muy bajas.

Pero este tratamiento no es todavía el definitivo ya que con los tratamientos utilizados algunos pacientes desarrollaron neumonía, otros sufrieron desarreglos hormonales y además vieron muy disminuida su producción de espermatozoides.
De todas formas este tratamiento solo es posible en enfermos a los que hace poco que les diagnosticaron la enfermedad, ya que es necesario que aun no hayan perdido todas sus células beta.
Aunque los resultados hayan sido esperanzadores, es necesario un mayor estudio para comprobar resultados y contrastarlos.

El optimismo en el campo de investigación español es prominente ya que están siendo llevados a cabo numerosas investigaciones con resultados más que favorables, aun así es necesario un mayor aporte de fondos públicos así como la involucración de entidades privadas para un mayor avance en el campo de investigación; encontrando en este una posible solución o al menos cuidado paliativo para numerosas afecciones patológicas.

Por otro lado nos llegan noticias esperanzadoras más concretamente desde el hospital Jove de Gijón. Encontramos una investigación que acarrea importantes descubrimientos en el campo de las células madre.
Han sido descubiertas un nuevo tipo de células madre provenientes de útero de mujeres en edad fértil. Estas células significan un importantísimo avance y tienen infinidad de ventajas frente a las hasta ahora más comunes células madre embrionarias. Para empezar no cuentan con la difícil obtención que presentan estas últimas, si no que pueden ser obtenidas fácilmente de una citología realizada a cualquier mujer en edad fértil, en una, por ejemplo, rutinaria visita al ginecólogo. Además de esto, cuentan no cuentan con los factores polémicas y éticos recurrentes de las células madre embrionarias,
tienen una capacidad rápida y mayor de crecimiento, su conservación es más fácil y se prevé que tengan múltiples aplicaciones, ya sea de manera directa o convertidas en medicamentos.

Por otro lado este tipo de células presentan todas las características para ser las idóneas, ya que curan enfermedades como el Alzheimer, la metástasis tumoral, la esclerosis lateral e incluso puede favorecer el embarazo en mujeres con problemas de fertilidad.

Presentan beneficios frente a las células madre embrionarias no solo en los campos que hemos descrito, sino que, como ya sabemos, las células madre embrionarias requieren un gran esfuerzo de conservación y por otro lado solo son útiles en un tiempo de 20 años, en el cual los pacientes suelen necesitarlas mucho después, por tanto solo sirven para regeneración sanguínea. Las células madre uterinas no presentan el problema de la posible generación de rechazo por parte del paciente.
Pero esto y por mucho mas estas células se están convirtiendo en el centro de todas las investigaciones, proponiendo ya la creación de un banco para la posible utilización de dichas células por cualquier persona ya que se pueden obtener en mucha cantidad y no da lugar a tumores ni se degeneran, además de poder aplicarse en otro tipo de células como las de tejido adiposo, óseo o incluso neuronas. También tienen propiedades curativas al poder obtener de ellas proteínas, lo que servirá para la formulación de fármacos.

Como última noticia nos llega la utilización de esta técnica en ratas de laboratorio logrando que se regenerara el útero en el que previamente habían causado una herida o músculos, con vascularización incluso, llegando el animal a volver a caminar.


Fuentes bibliográficas:

Periodicos importados desde España, entre ellos El País, abc y El Mundo.
Apuntes de 2º de Bachiller del Instituto Señor de Bembibre, España.