CELULAS MADRE PARA CURAR LA CEGUERA

Los ojos son los órganos que detectan la luz y hacen que podamos desarrollar el sentido de la vista.
Las principales partes que componen el ojo son:

Pupila
Es la abertura dilatable y contráctil de color negro con la función de regular la cantidad de luz que le llega a la retina.

Córnea y cristalino
La córnea es una importante porción anatómica del ojo y el cristalino es un componente del ojo con forma biconvexa; constituyen el objetivo del ojo. Cuando un rayo de luz pasa de una sustancia transparente a otra, su trayectoria se desvía: este fenómeno se conoce con el nombre de refracción. La luz se refracta en el cristalino y se proyecta sobre la retina.
El cristalino regula la distancia curvándose más o menos. Si el cristalino es opaco, la retina transmite una imagen borrosa. Esta patología es conocida como "cataratas".

Retina
La retina posee células visuales. La luz se transforma en impulsos eléctricos que el nervio óptico transmite al cerebro. Los nervios ópticos de la zona nasal de ambos ojos se entrecruzan antes de entrar en el encéfalo, formando el quiasma óptico, en cambio la zona temporal no se cruza, dejando en un lado del cerebro el sector nasal de un ojo y el temporal del otro. Luego se prolongan por las vías visuales hacia la zona media del cerebro y atravesando el tejido cerebral, alcanzan los centros visuales de los lóbulos occipitales. Los impulsos eléctricos se transforman en imágenes. La imagen llega invertida y deforme por las irregularidades del ojo a la retina, pero el cerebro la rectifica y podemos percibirla en su posición original.

Conos y bastones
Las células sensoriales de la retina reaccionan de forma distinta a la luz y los colores. Los bastones se activan en la oscuridad, y sólo permiten distinguir el negro, el blanco y los distintos grises.
Los conos, en cambio funcionan de día y en ambientes iluminados, por lo que hacen posible la visión de los colores. En realidad en el ojo humano hay tres tipos de conos, adaptados a los colores azul, rojo y verde; los cuales interaccionan mezclándose para formar el espectro completo de luz visible.



El experimento en el cual se obtendrían células madre de los propios ojos ayudaría a reparar las retinas dañadas utilizando para ello células obtenidas de cultivos de células madre de embriones humanos.
Esta cirugía es tan simple que algún día podría volverse tan rutinaria como lo son hoy las operaciones de cataratas. Esto técnica permitiría recuperar la vista.


Se puede recuperar la vista gracias los cirujanos que podrán restaurar la visión de algunos pacientes utilizando células madre de sus propios ojos, aunque de momento es un proceso es complicado y poco efectivo. Se espera que la operación pueda ser realizada como un simple procedimiento de 45 minutos bajo anestesia local.
El proyecto ha sido posible gracias a una donación de 8 millones de dólares de un ciudadano anónimo. Según los científicos del proyecto, esta persona está frustrada por los límites que impone su país a la investigación con células madre.


Utilizan células del epitelio pigmentario de la retina como “recambio”.







Estas células madre para mejorar la visión están situadas en la parte posterior del ojo podrían ser utilizadas para restaurar la visión en personas con problemas de la vista.

La gente mayor es propensa a desarrollar degeneración de la mácula.
Visión clara
Cuando sus ojos se desarrollaron por completo, las células humanas sobrevivieron, migraron a la parte sensorial del ojo y formaron las células correctas

Brenda Cole, investigadora en jefe de la Universidad de Toronto
Las células transplantadas se desarrollaron como células fotorreceptoras.
Tratamiento para la ceguera
Algunas afirmaciones de científicos sobre este tema son:

En la retina la luz se convierte en imágenes que después se transforman en impulsos eléctricos.
"Estamos empezando con ratones para ver si pueden superar los factores genéticos involucrados en la enfermedad", explicó la doctora Cole.
Y añadió:"El ojo le dice a las células madre lo que deben hacer, por lo que en un tipo específico de enfermedad, es importante saber las señales del ojo para que podamos inhibirlas o proteger a las células madre".
El doctor Stephen Minger, director del laboratorio de biología de células madre en King´s College en Londres señaló: "como primer paso creo que esta investigación es soberbia".
El investigador añadió que sería importante comprobar que las células implantadas funcionan con normalidad o que también funcionan en las diferentes etapas de la enfermedad.
También habría que determinar si es posible generar un número suficiente de células para reparar los daños en humanos, porque sino se crearía una falsa esperanza en cuanto a la gente que no posee una visión privilegiada.

La fuente bibliográgica:

- www.neoteo.com, el dia 8 de Noviembre publicado el 7 de junio de 2007 por Ariel Palazzesi.

- www.bbc.co.uk, publicado en el año 2004 por el diario BBC. Fue extraído el 10 de Noviembre

- Las imágenes fueron extraídas del buscador GOOGLE