Leucemia y células madre


Las células madre pueden provocar cáncer

Leucemia es una enfermedad de la médula ósea que provoca un aumento incontrolado de leucocitos (glóbulos blancos).

Un cáncer supuestamente curado, puede volver a manifestarse por la acción de células madres que son defectuosas genéticamente.

El estudio se centra en las células de leucemia, y se basa en que los cambios en el ADN que provoca el cáncer puede tener su origen en fallos en las células madre (las que se reproducen y generan nuevos tejidos).

En un estudio con ratones en el que se inyectaron células con leucemia se tomó como conclusión que la leucemia no era causada por las células madres defectuosas.

Los científicos concluyeron que esto obliga a cambiar el tratamiento de la enfermedad ya que se debe basar en acabar con las células cancerosas y también destruir las células madre que las producen.

Células madre contra la leucemia

La leucemia es una enfermedad que es tratada con células madre de una forma eficaz, es una técnica que esta ganando importancia en la medicina actual.

La cura de la leucemia se basa en sacar sangre del cordón umbilical y después mandarlas a un banco donde se preservarían las células para usarlas posteriormente en la cura de la enfermedad.

Las resultantes podrían servir para tratar la leucemia.


La leucemia infantil es tratada con células madre
El tratamiento consiste en sacar células madres de la sangre del cordón umbilical.

Una característica especial que presenta esta sangre es la posibilidad de ser utilizada sin que sea necesaria una afinidad entre donante y receptor, con los trasplantes de médula ósea es necesario que exista una total compatibilidad. Además, el hecho de poder almacenarla la hace especialmente interesante e importante.
La tasa de supervivencia infantil con leucemia en el caso de usar células madre en el tratamiento para la curación de la enfermedad.

Es mucho mayor la eficacia pero también lo es la rapidez, ya que para un trasplante de médula se necesita encontrar el donante apropiado y con la espera, la enfermedad puede empeorar seriamente el estado de salud del niño. Otra ventaja que ofrece el tratamiento con la sangre del cordón es que existe menor rechazo, aunque sí es verdad que el tratamiento es algo más lento que con el trasplante.

La prueba PUBS se hace cuando la madre del niño cree que puede tener riesgo de que el bebé tenga un defecto genético o un desorden sanguíneo. La prueba se realiza en la semana 18 de gestación.

Los bebés padecen leucemia linfoblástica aguda o leucemia mieloide, que forman dos grupos; uno que se trata con células madre del cordón umbilical y otro tratado a través de un transplante de médula ósea

Este nuevo método sustituye al transplante de médula ósea y evita terapias en las que la calidad de vida del paciente se ve disminuida.

Referencias:

http://cienciaaldia.files.wordpress.com/2009/09/125165880916931_08_09_celulas20madre20de20la20sangre.jpg

http://cienciaaldia.wordpress.com/2009/09/01/el-pulso-de-la-sangre-basta-para-crear-celulas-madre/

http://www.bebesymas.com/salud-infantil/la-leucemia-infantil-tratada-con-celulas-madre-del-cordon-umbilical-ofrece-mayor-supervivencia

http://lomalindahealth.org/health-library/graphics/images/es/19177.jpg

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/images/ency/fullsize/19174.jpg